Discapacidad y Trabajo: la fórmula de la integración perfecta para personas con capacidades diferentes

trabajo en limpieza
12 consejos para encontrar trabajo como personal para limpieza de oficinas y despachos
19 diciembre, 2017
personas-con-discapacidad
Beneficios y ventajas de contratar personas con discapacidad en tu negocio
24 enero, 2018
Mostrar todo

Discapacidad y Trabajo: la fórmula de la integración perfecta para personas con capacidades diferentes

discapacidad y trabajo

El empleo y la actividad laboral son uno de los elementos básicos para desarrollarse como persona y conseguir independencia y un proyecto de vida pleno. La posibilidad de que el conjunto de la población acceda a la vida laboral es una responsabilidad de la sociedad en la que ciudadanos y ciudadanas debemos estar comprometidos. Por eso, es necesario que discapacidad y trabajo vayan unidos para que a las personas con diversidad funcional se les proporcione las mismas oportunidades que al resto de la población.

La incorporación al mercado laboral de personas con algún tipo de discapacidad física, intelectual o sensorial puede darse a través del empleo ordinario o por medio de un programa de empleo protegido, este es el caso de un puesto de trabajo realizado en empresas especiales.

Es conveniente recordar que se considerada persona con discapacidad a aquella persona que cuente con el certificado de discapacidad, este documento lo expiden las administraciones públicas a personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33%.

La integración de personas con discapacidades diferentes en la actividad laboral no solo es un beneficio para el propio colectivo sino para toda la ciudadanía, ya que contribuye a una sociedad más justa, igualitaria, solidaria e integradora.

Discapacidad y trabajo en España

En España hay casi 2 millones de personas con discapacidad en edad de trabajar, esto es entre 16 y 64 años, y solo 1 de cada 4 tiene un puesto de trabajo. Para este colectivo la tasa de paro es mayor que la del resto de población, en 2017 sobrepasó el 28%, eso son 9 puntos por encima de la media.  Para mitigar la desigualdad de este colectivo, diversas fundaciones y organizaciones llevan años creando planes de formación y de inserción laboral para que discapacidad y trabajo puedan ir de la mano.

Conseguir la integración laboral de personas con diversidad funcional es una tarea de cualquier país y un derecho recogido en nuestra Constitución, por eso en España se han creado una serie de medidas políticas que favorecen la contratación de este colectivo. La legislación vigente (Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre), obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a que reserven un 2% de su plantilla para la contratación de personas con discapacidad, esto significa que es muy difícil que pequeñas y medianas empresas les contraten.

Las bonificaciones  por contratar a una persona con discapacidad serán proporcionales a si el contrato es indefinido, temporal, de formación o en prácticas y si la jornada laboral es a tiempo parcial o a tiempo completo.

Si las instalaciones de la empresa necesitan alguna serie de adaptación para que las personas con diversidad funcional puedan desarrollar su trabajo, la compañía recibirá una subvención que elimine las barreras arquitectónicas o aquellas medidas que sean necesarias.

Además de esta hay otras leyes y normativas pensadas para facilitar la unión de discapacidad y trabajo.

-Ley 53/2003, de 10 de diciembre, sobre empleo público de personas con discapacidad

-Real Decreto 2271/2004, de 3 de diciembre, por el que se regula el acceso al empleo público y la provisión de puestos de trabajo de las personas con diversidad funcional.

-Real Decreto 290/2004, de 20 de febrero, por el que se regulan los enclaves laborales como medida de fomento del empleo de los trabajadores con discapacidad.

-Decreto 364/2005, de 8 de abril, por el que se regula el cumplimiento alternativo con carácter excepcional de la cuota de reserva en favor de los trabajadores discapacitados.

-Real Decreto 469/2006, de 21 de abril, por el que se regulan las unidades de apoyo a la actividad profesional en el marco de los servicios de ajuste personal y social de los Centros Especiales de Empleo.

-Ley 43/2006, de 29 de diciembre, para la mejora del crecimiento y del empleo.

-Ley 30/2007, del 30 de octubre, ley de Contratos del Sector Público, en la que cualquier empresa que tenga a personas discapacitadas en su plantilla tiene preferencia en la adjudicación de contratos del Sector Público, de hecho en algunos casos será un requisito imprescindible.

Los beneficios fiscales y bonificaciones de integrar discapacidad y trabajo son superiores en el caso de que la persona discapacitada sea mayor de 45 años o mujer, las cantidades percibidas son incompatibles entre sí, es decir no son acumulables, por lo que solamente se abonará la de mayor cuantía.

Este tipo de medidas no pretenden ser coercitivas, sino un trampolín para que discapacidad y trabajo no sean antagónicos.

Para informarte mejor de las ventajas fiscales y beneficios que suponen la contratación de personas con discapacidad consulta en los organismos competentes, ellos te informarán de los requisitos que tienen que cumplir tanto la empresa como el trabajador.

trabajo y discapacidad

Discapacidad y trabajo: ventajas de contratar a una persona con capacidad

La inserción laboral sigue siendo una asignatura pendiente en las empresas españolas, sobre todo por la idea equivocada de que no pueden desarrollar su actividad con la misma eficacia que otros empleados.  Sin embargo, no hace falta investigar mucho para conocer cuáles son las ventajas y beneficios que supone incorporar a una persona con discapacidad en la empresa:

-La contratación de personas con capacidades diferentes redunda en la diversidad de la plantilla. Según un informe de la Fundación Adecco, la integración de personas con capacidades diferentes mejora el ambiente laboral y enriquece al conjunto de la plantilla, ya que la empresa está demostrando tener unos valores en los que premia el talento, las habilidades y las competencias profesionales. Esta forma de actuación sin prejuicios e integradora siempre es un motivo de orgullo para cualquier trabajador.

-Las empresas que contratan a personas con algún tipo de discapacidad contribuyen a una mejora en la sociedad, haciéndola más justa y solidaria, esta actitud integradora la transforma en un ejemplo a seguir para que otras compañías se sumen al crecimiento de la unión de discapacidad y trabajo.

-Mejora la imagen de la empresa. Las compañías que contribuyen al binomio de discapacidad y trabajo aumentan la buena percepción que tienen de ellas no solo su propios empleados, también repercute en la imagen que transmiten a proveedores y clientes.

Discapacidad y trabajo es un tándem que beneficia a las empresas porque repercute en un buen clima laboral. Se crea una mayor solidaridad entre trabajadores y un aumento de la solidaridad.

Mayor puntualidad y menos ausentismo. La tasa de absentismo del colectivo de personas con discapacidad es hasta un 4% menor que la del resto de la plantilla. Los trabajadores con diversidad funcional son personas habituadas a salir adelante a pesar de tener mayores trabas en su vida diaria, esta capacidad resolutiva la desarrollan también en su actividad laboral.

Un compromiso superior con la empresa. Las personas con diversidad funcional se esfuerzan más en su trabajo y sienten una mayor implicación con la compañía. Son trabajadores que demuestran mayor fidelidad por lo que aportan estabilidad a la compañía.banner perfexyacee

Discapacidad y trabajo: Centros especiales de empleo

Los centros especiales de empleo son empresas en las que al menos un 70% de la plantilla son personas con discapacidad y están creados para ofrecer una integración laboral al mayor número de personas de este colectivo.

La actividad laboral que realiza el trabajador en los Centros Especiales de Empleo debe ser productiva, remunerada  y adaptada su diversidad funcional. El fin último de estos centros es que tras su paso por aquí la persona con discapacidad consiga un puesto de empleo ordinario.

Los centros especiales de empleo se dividen en dos tipos según el lugar donde desarrollen su función, por lo que pueden ser Centros Especiales provinciales y Centros multiprovinciales. Pueden crearse a través de las administraciones públicas o por entidades privadas.

Para que una empresa se considere Centro Especial de Empleo debe contar con las ayudas que ofrece la Comunidad Autónoma por lo que tiene que registrarse con esa definición y que se le califique como tal. La competencia para que se otorgue la idoneidad como Centro Especial de Empleo depende de si es un Centro provincial o multiprovincial.

Discapacidad y trabajo. Perfexya

trabajo para personas con discapacidad

Perfexya CEE es un Centro Especial de Empleo dedicado a integrar a personas con discapacidad en el mundo laboral. Nuestra empresa ofrece oportunidades para profesionales con diversidad funcional en el sector servicios, concretamente en la limpieza y mantenimiento de oficinas, locales comerciales y edificios de la Comunidad de Madrid.

En Limpiezas Perfexya creemos que entre todos tenemos que apoyar a las personas con discapacidad para que consigan la inserción laboral y un desarrollo profesional pleno. Nuestro objetivo es unir discapacidad y trabajo por lo que nuestra misión es crear oportunidades de empleo para que personas de diversidad funcional. Perfexya CEE ofrece a sus empleados una formación continua orientada a las capacidades y necesidades particulares de cada trabajador.

Nuestra empresa, Perfexya CEE, está especializada en la limpieza de oficinas en la Comunidad de Madrid. Para realizar nuestros servicios contamos con un equipo de profesionales cualificados y con amplia experiencia en el sector, además contamos con las herramientas y maquinarías de última generación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *