Cómo limpiar monedas: déjalas sin impurezas y brillantes

Limpiar con ultrasonidos
Limpiar con ultrasonidos de manera fácil y sencilla
27 mayo, 2020
Limpiar piscina
Limpiar piscina: mantenla en excelentes condiciones todo el año
29 mayo, 2020
Mostrar todo
Cómo limpiar monedas

Al pasar los meses, se hace importante saber cómo limpiar monedas, a estas les aparecen distintas impurezas. Desde polvo, mugre y gérmenes, estos problemas hacen que el metálico pierda considerablemente su brillo. Si las vas a usar para pagar algo, hay que hacerlo, pero si son de colección, el trabajo tiene otros enfoques.

Perfexyacee te dice cómo limpiar monedas

Es normal que con el tiempo la higiene de las piezas se deteriore por diversos factores del entorno o ambiente. Sin embargo, hay múltiples consejos sobre cómo limpiar monedas eficientemente. Claro, hay que tener ciertos consejos sobre esta higienización en mente, Perfexyacee te las dice.

Esta tarea no toma mucha tiempo, si no están en muy mal estado, solo necesitas 10 – 15 minutos. Por otro lado, si tiene la suciedad demasiado arraigada, hace falta otros cuentos minutos, pero igual, el total no es excesivo. Además, antes de comenzar con la limpieza, te recomendamos lavarte las manos para que la suciedad no empeore.

Ahora, con las monedas antiguas y de colección hay otras recomendaciones útiles para la higienización. Si el estado de higiene no está muy deteriorado, mejor déjalas así y no las dejes totalmente brillante. Lo que las hace valiosa para los colectores es que luzcan viejas.

¡Empecemos con la limpieza!

Lo primero que haces es lavar los metálicos con agua tibia para que la acumulación de polvo se reduzca. La presión que se prescinde es como la que el grifo expulsa normalmente. No es aconsejable utilizar elementos que aumente la fuerza del agua, pues puede deteriorar la moneda.

Cuando las estés enjuagando no hace falta que friegues con la mano o un cepillo, tampoco que emplees un producto. Solo vas a sostener la pieza bajo la fuente de líquido, cuando termines colócala sobre un paño o un papel absorbente. De esa forma, el exceso de agua se va a absorber.

Recuerda tapar el agujero del desagüe, así si la moneda se resbala de tus manos va a quedar en el lavabo, no va a desaparecer. Quizás con este paso baste al cómo limpiar monedas, sobre todo con las cobre. Por último, no vas a lavar un grupo de metálicos, sino uno por uno.

Cómo limpiar monedas con facilidad

En un envase vas a mezclar agua con un chorro generoso de jabón lavavajillas, con una cuchara, fusiona ambas sustancias. Luego, usa el sencillo limpiador casero para el lavado de las monedas una por uno. Remójala por unos quince segundos, retírala y comienza a friccionar con un pequeño cepillo.

Cuando estés frotando vas a notar como la suciedad se empieza a despegar, recuerda fregar con suavidad. Al final, lo único que queda por hacer es secarla bien, eso no es una tarea complicada. Con eso las monedas ya van a lucir pulcras y brillantes.

Perfexyacee te da algunas recomendaciones para el fregado de la pieza, el principal es que también lo puedes hacer con un paño de papel o suave. Para que no se rayen con el proceso, remójalas constantemente en la sustancia, no dejes que se sequen durante la limpieza.

Consejos útiles para el procedimiento

Otra solución eficaz para la higienización es la que forma el lavavajillas con agua destilada. La mezcla no va a ser corrosiva para los pequeños elementos, solo van a invadir la suciedad. Si la moneda está en muy mal estado, es factible dejarlas en remojo por cinco minutos.

Concéntrate en cada cara de la pieza de forma individual, no friegues un lado y de repente pases al otro. Friega de delante hacia atrás por sección para que trabajes en orden y de manera igual en cada lugar del elemento. Al terminar de friccionar, remójalas una vez más mientas pasas tu dedo, luego sécalas.

La presión que se necesita al fregar es suave, no afinques mucho el cepillo o el trapo para no rayar la superficie de la moneda. En caso de que dejes las monedas en remojo, no coloques una encima de la otra. Mejor ubica los metálicos uno al lado del otro.

Cómo limpiar monedas

Más formas de cómo limpiar monedas

Si el agua no basta para dejar estos elementos intachables, no te preocupes, hay más soluciones útiles. Para una de ellas se prescinde de sal (cualquier tamaño de grano) y alcohol isopropílico. Los ingredientes son ácidos y abrasivos y van a acabar con la acumulación de polvo difícil.

Junta el alcohol isopropílico (una taza) y de la sal se necesitan dos cucharadas, mézclalos bien y coloca dentro las monedas. En este caso, el tiempo de remojo aumenta considerablemente, puede ser de dos horas o hasta de una semana. Esto es dependiendo de lo grave de la higiene.

Como el alcohol es inflamable y posee un aroma muy fuerte, asegúrate de dejar la taza en una zona ventilada. Si en tu hogar hay niños, es imprescindible que el envase permanezca lejos de su alcance. El isopropílico es un solvente que actúa contra compuestos no polares, estos son resistentes ante el agua.

Enjuague de los elementos metálicos

Luego del largo proceso que se describe en la sección anterior, las monedas se deben enjuagar para deshacerse de restos de químicos. Quizás el agua normal eche a perder el estado en que quedan las piezas mediante el alcohol isopropílico. Por eso, emplea otro tipo de agua, pero sin contaminantes.

Busca el líquido destilado, esta es filtrada y se encuentra con facilidad en una tienda u online. Para el enjuague, coloca las monedas sobre tus manos y coloca el chorro de esta agua sobre ellas. Después, voltéalas y haz el mismo procedimiento en esa cara.

La sustancia recomendada es de alta calidad y se purifica con ayuda del vapor, además tiene propiedad microbiológica. Este líquido va a contribuir a que las monedas queden brillantes.

Sécalas y guárdalas bien

Para que las monedas queden sin rastro de agua o la sustancia que utilices para limpiarlas, busca una toalla. Colócalas encima del paño y con otras partes de la tela, dale suaves toques a las piezas. En este caso, tampoco las vas a apilarlas para que no quede ni un poco de humedad en ellas.

Nadie mejor para decirte cómo limpiar monedas que una empresa que se dedica a la higiene. Sabemos la forma de tratar con cada material y en el caso de las pátinas de las monedas es un error secarlas con aire caliente. Si lo haces, eso las va a deteriorar y no se ven atractivas para los coleccionistas.

La manera correcta de guardar las monedas es en una pequeña bolsa de plástico, ten en cuenta que el PVC puede dañar estas piezas. Igualmente, se aconseja que las almacenes en una zona sin o con poca humedad y a temperatura ambiente.

Cómo limpiar monedas de colección

Para que la tasación de las monedas sea alta, las condiciones de la misma debes ser muy equilibradas, ¿en qué sentido? Pues a veces el valor aumenta cuando se ven un poco descoloradas o con las causas de exponerse al aire. Por eso, muchos deciden no aplicar los consejos sobre cómo limpiar monedas viejas.

De todos modos, si prefieres higienizar estas piezas, no hay problema, Perfexyacee te tiene la recopilación de los mejores consejos. Comienza quitando el polvo superficial, pero no con el método tradicional. Como las monedas son antiguas y delicadas, prescinden del mismo tipo de limpieza.

Primera, vas a aplicar vaselina sobre las dos caras de la moneda con la ayuda de un hisopo. No vayas a colocar el producto en exceso, lo que queremos es que la capa sea lo más delgada posible. Después, tienes que retirar la sustancia con un paño que no deje pelusas, hazlo con cuidado de no rayarlo.

Acetona para despercudir monedas

Coloca esta sustancia en una cantidad suficiente que cubra las pequeñas y delgadas piezas. Luego, añade unas cuantas monedas y déjelas solo por cinco segundos, es importante que cumplas ese tiempo, no más. Cuando las saques, enjuágalas de inmediato con el agua destilada.

Después, seca los elementos como te explicamos antes, además, te vamos a dar otras exhortaciones para cómo limpiar monedas. Para que las secuelas sean magnificas es importantes que la acetona que uses sea del 100%. Si no es así, posee otros componentes que pueden estropear las caras de la moneda.

Ten en cuenta que la sustancia que necesitas para poner en práctica la solución de esta sección es inflamable. Así que toma tus precauciones para que el procedimiento sea seguro. Por otro lado, mira otras soluciones para la limpieza de monedas antiguas:

¿Dónde guardar tus monedas coleccionables?

A veces las piezas de esta clase van en un álbum, pero si en el caso de las tuyas no lo tienen, hay otra forma de almacenarlas. En ciertas tiendas consigues una carpeta con varias láminas u hojas de plástico y con divisiones de 2 x 2.

El material del que está hecho este porta-monedas es muy resistente y seguro para tus elementos. Además, muchos son herméticos lo que protege a las piezas de los daños causados por factores presentes en el ambiente:

Los expertos en monedas de colección aconsejan que estas sean manejadas solo por los bordes. Si tocas constantemente la superficie central, el mismo aceite o suciedad de los dedos las pueden ensuciar poco a poco. Asimismo, si las sacas del lugar donde las guardas, colócalas sobre un paño para que no se rayen.

¿Cómo limpiar monedas? Peniques

Estas son unas piezas pequeñas y de poco valor para comprar algo, por eso las personas las guardan en frascos hasta alcanzar una cantidad suficiente. Cuando las sacan de allí, quizás estén manchadas, oxidadas o pegajosas. Si no las quieres usar en ese estado, te vamos a decir cómo higienizarlas.

Para la primera sustancia que vamos a probar necesitas: una cucharada de sal y un cuarto de taza de vinagre. A continuación, revuelve hasta que os granitos de sal se disuelvan completamente. Como en los peniques aparece oxido de cobre, el vinagre se puede sustituir con jugo de naranja o de limón.

Luego, introduce las monedas en el liquido, recuerda que no estén amontonados, sino uno al lado de otro. El mínimo tiempo que lo vas a dejar es de cinco minutos, si hay muchos peniques, déjalos hasta 20. Si después que los hayas retirado ves que aún queda suciedad, ¿qué haces?

Quita los restos de impurezas de las monedas

Si los elementos aún quedan con suciedad, te recomendamos que los frotes con un viejo cepillo dental o estropajo suave. No olvides enjuagarlos, si no lo haces, el cloro de sal, oxigeno y el cobre, van a hacer una reacción que causa un color verde azulado.

Los vas a lavar solo con agua o con la versión destilada para mejores resultados, mientras lo haces pasa tus dedos sobre las monedas. De esa forma, no va a quedar ningún residuo de la sustancia con la que limpiaste las monedas.

Cuando termines con eso, seca las monedas con un paño que no raye las piezas, después, déjalas fuera de donde las guardas por cinco minutos. Al pasar el tiempo, almacénalas como acostumbras.

Cómo limpiar monedas

Cómo limpiar monedas con kétchup

Con cualquier variedad de salsa de tomate que vendan en una tienda es posible realizar este proceso. Este producto tiene un grado de acidez similar al de los ingredientes de la mezcla anterior. En una taza ubica suficiente kétchup para que cubra las monedas.

Cabe destacar que es necesario que la salsa de tomate cubra ambas caras de la pieza y los bordes. Deja las monedas por tres minutos dentro del producto, al sacarlo quizás tenga un color naranja opaco u olor a salsa. Pero, esos no son motivos de preocupación, pues el objeto está limpio y falta enjuagarlo.

Antes de lavarlos y quitarles lo que queda de kétchup, queda hacer algo, si aún tiene pequeñas manchas, restriega con tus dedos o paño para despejar. Si cumplir todos los pasos aun queda suciedad, crea una pasta con agua y bicarbonato, límpialos. En ese caso, también vas a terminar como te decimos.

Limpia las monedas de plata sin errores

La solución que te vamos a dar en esta sección no es recomendable para las monedas antiguas, pues es muy arriesgado. Aunque si los quieres usar es imposible que lo impidamos, solo dale el trato que se merece una de estas piezas viejas.

Para la primera sustancia que Perfexyacee menciona, hace falta jugo de limón y agua destilada. Mezcla partes iguales de los dos líquidos, únelos y deja las piezas metálicas en remojo por una hora.

Por otro lado, cómo limpiar monedas con aceite de oliva también es fácil y, además, rápido. Vas a juntar una cucharada de jugo de limón con 350 mililitros del producto protagonista. Al mezclarlos, coloca la sustancia resultante en una olla y ponla a calentar.

¿Cómo limpiar monedas con limón y aceite de oliva?

No dejes que el líquido llegue a punto de ebullición, solo que quede un poco caliente. Procede a practicar una higienización con inmersión, ten mucho cuidado para que no te quemes ni dejes la pieza hundida mucho tiempo para que no se deteriore.

En cuanto a los implemento a utilizar, no hay ninguna razón para que friegues este objeto con alguno que sea metálico, es un grave error. Aunque con un paño tarde más tiempo, es necesario la paciencia para que la pieza que espléndida.

Alcohol y sal

Los dos implementos actúan en la moneda sin hacer daño y dejándolas totalmente limpias. Busca un envase, añade el alcohol (1 vaso y medio) y tres cucharadas de sal, remueve hasta que ya no haya granitos del polvo. Ahora, sumerge las piezas, si tienen mucha suciedad hacen falta varios días para que se vean pulcras.

Cuando puedas ver que en tus monedas ya no hay suciedad, retíralas de la sustancias y enjuágalas con agua destilada. Sécalas bien y guárdalas en un lugar en el que no se vuelvan a ensuciar con facilidad.

Los consejos de Perfexyacee sobre cómo limpiar monedas con útiles

Esta empresa conocida en todo Madrid no solo te da ideas para limpiar estas pequeñas piezas. En nuestra página de internet contamos con un Blog en el que hay muchísimos post como estos. Allí exponemos recomendaciones sobre varias higienizaciones.

Perfexyacee te muestra cómo limpiar cualquier superficie, no importan que estén en el baño, cocina o que sean sillones o colchones. En nuestros artículos están las soluciones idóneas para cada clase de higienización.

¡Tenemos asistencias de limpiadores profesionales!

Prestamos atención a tus apuros en las limpiezas y nos esforzamos por resolverlos a cabalidad. Nuestro nivel de eficiencia es difícil de superar, nuestro éxito se basa en que siempre ponemos en primer lugar lo que el cliente nos pide. No vas a tener ninguna mala impresión del trabajo realizado por Perfexyacee.

Cuando lo necesites, no dudes en contactarnos, garantizamos rapidez en atender a tu llamado. Asimismo, una de las grandes diferencias con otras agencias es que no solo presentamos calidad en las secuelas de nuestra labor. Con Perfexyacee vas a encontrar los costos más accesibles, recuerda buscarnos cuando prescindas de limpieza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

//]]>